Una de las tecnologías más utilizadas hoy en día para conectar los usuarios finales de las operadoras de telecomunicaciones (abonados) a internet es la fibra óptica, a través de redes FTTH – Fiber To The Home (fibra hasta el hogar). Este tipo de redes permiten a las operadoras la posibilidad de ofrecer a clientes (tanto residenciales como corporativos) nuevos servicios de telecomunicaciones: conexiones a internet de alta velocidad, televisión HD, servicios de vídeo bajo demanda, etc…

A grandes rasgos y sin entrar en tecnicismos, una red FTTH está compuesta por una red troncal/distribución (desde la central telefónica hasta una caja terminal óptica) y una de red de acceso (desde dicha caja terminal hasta el interior de la casa del abonado), aunque también está muy extendida la denominación de “Última milla”.

Verne está colaborando activamente en la Instalación y Mantenimiento (I+M) de la última milla para Jazztel, por lo que trataremos de explicar en esta entrada del blog qué proceso es el que se sigue cuando un abonado final solicita un alta de línea de FTTH:

Lo primero que se produce es la captación del abonado por parte de la red comercial de Jazztel.

Una vez que el abonado acepta todas las condiciones de contratación, el operador genera una Orden de Trabajo (OT) que envía a través de una plataforma web a Verne. En dicha OT figuran datos referentes al abonado, condiciones de contratación, condiciones de instalación y otros datos de menor relevancia. Es importante remarcar que todo el intercambio de comunicación entre Jazztel y Verne se realiza a través de dicha plataforma, y cumple estrictamente con la Ley de Protección de Datos.

A través del Centro de Atención Telefónico de Verne nos ponemos en contacto con el abonado para concretar una cita informándole de cuándo se va a proceder con la instalación. También se detallan algunas de condiciones generales con el cliente, como el tiempo medio de instalación, cuál es el proceso en el caso de que se trate de una portabilidad de otra compañía, etc… Una vez cerrada la cita, se escala la OT al Servicio Técnico de la empresa.

El Servicio Técnico asigna un técnico especialista para la realización de la OT, facilitándole también el dato de la cita y el material necesario para la misma. Éste se encarga de la logística de todo el material y se desplaza hasta casa del abonado.

De todo el proceso éste es el más relevante. El técnico realiza un breve replanteo de cómo hacer la instalación e informa de cómo va a llevar a cabo la misma. Si las partes están de acuerdo comienza el trabajo: cableado de Fibra Óptica por el interior del domicilio, instalación y configuración el teléfono y el router WiFi, y configuración del acceso a internet en los diferentes dispositivos del cliente (ordenador, portátil, tablet, móvil, etc).

Finalizada la instalación por parte de Verne es el operador el que procede a validar la misma a través de un exhaustivo Plan de Pruebas en el que se testean todos los servicios contratados por el abonado: voz (telefonía), datos (internet) y vídeo (televisión). Además se realiza al abonado una encuesta de calidad donde se evalúa el trabajo tanto del instalador como el proceso de gestión llevado a cabo por Bee Ingeniería a lo largo de todo el proceso.

Se da por finalizado el proceso de instalación en todos los sistemas, entrando en vigor el periodo de garantía y mantenimiento de la misma.

Según la Ley General para la Defensa de los Consumidores el abonado final del operador tiene derecho 2 años de garantía de la instalación llevada a cabo, con el objetivo de subsanar los posibles defectos derivados de un mal funcionamiento del servicio. Estos trabajos son llevados a cabo también por Verne.

0 Shares:
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.